¡BIENVENIDOS A DUANES!

Llamadme Tastaolletes (que también os habría podido decir Ismael pero entonces os estaría mintiendo y además os tendría que contar una historia de ballenas, que no es el caso). Tengo 35 años y la tarde que derribaron el muro de Berlín, sentada en la alfombra delante de nuestra panzuda telefunken familiar y con medio bollicao en la mano me puse filosófica y pensé… esto tiene menos chocolate que en la foto. Hoy cuando veo el telediario sigo creyendo lo mismo.

Tengo una hija de nueve años que se llama Paula (¡deja de crecer, maldita sea!) y un gato que se llama Marlon y que no sabemos qué edad tiene ni es nuestro, porque los gatos no son de nadie. Paula es rubia, Marlon es blanco. Paula va al CEIP Port de Xàbia y Marlon a donde le da la gana. Se llevan razonablemente mal.

Hace poco que me vine a vivir a Duanes, muy cerca del paseo de la Grava y el mar. Al principio me costó como cuestan todos los cambios. Sobre todo cuando ni los buscas ni los esperas; pero la vida ya nos la iremos contando poco a poco. ¿Os imagináis que una desconocida con niña y gato os pegara la chapa en el ascensor? Sí, ya sé que hay gente así pero yo en esos casos finjo que soy eslovena. Tenemos tiempo para conocernos si os apetece.

De momento solo quería presentarme y abriros la puerta de este blog en el que os contaré cosas de mi barrio. Os explicaré que hace una chica como yo en un sitio como este; os contaré recetas marineras, os hablaré de los restaurantes y las tiendas, de su viejo cine de siempre, de las calles, de los olores y sonidos, de la luz, de sus fiestas, del puerto pesquero, del gustet de viure y de la gente, sobre todo de la gente. Porque si Duanes me parece un lugar extraordinario es precisamente porque está lleno de gente muy especial.

Y ahora voy a ver qué hacen Paula y Marlon que hace rato que no les oigo y eso es malo. Muy malo.

Nos vemos pronto. Besos.

¡Paula saca al gato de…. !